Paola Valverde Alier (1984)

Perra de Pavlov

Mi nombre de combate
es Perra de Pavlov

Seré campeona
cuando las peleas
dejen de estar arregladas
por el destino

En mis puños cerrados vive
una piedra
abiertos
una mariposa

Vuelan de cualquier manera

Comprende
no te puedo amar

 

 

En defensa del vuelo

Esa mujer que baila
ancló sus tacones a tu espalda
Sabe que al agitar sus alas
un amor se derrumba
en otro continente

Entra a un taxi sin asientos traseros

Sus ojos son escamas

Sobre el terciopelo púrpura
del dash
un perrito mueve la cabeza
hacia un sitio desconocido

No la busques
Los poetas aprenden con el tiempo
la astronomía de su piel

Ella entrará a otra cama
brindará con sangre
el rito de los desesperados
Reirá en tu nombre cuando llegue el orgasmo
y fumará un cigarrillo
después de años de abstinencia

Así se pierde una mujer que vuela

Soltaste la mano de un ejemplar
que fue declarado extinto

 

 

Retrato de adolescencia

Queda poco vino en la despensa
mucha esperma en las candelas

Tu piel al canasto
de las rosas
y yo como perra
debajo del temporal

Mírame
date la vuelta de una vez por todas
clávame otra espina
un milagro de dinosaurios
que renace
sobre el plexo lunar de tu sonrisa

Vengo mamando las palabras
el aroma a pan
a pan con tinta y azufre
cuando estalla el sexo

Luego el firmamento
puesto a secar
como si los pétalos fueran frágiles
y yo no me perdiera
al inicio del libro

Mis pies se llenan de insectos
y sí
me declaro pecadora en ti

Aún no llego a tu fondo
falta el grillo en la espalda
el oscuro pronóstico de la madrugadas
tu voz mordida a la par de las manzanas
y esta necesidad enferma
de quererte tocar
hasta en las fotografías

 

 

Pavlov habla sobre su teoría sobre el amor

Todos estamos condicionados por una campana
un vicio/ un mal amor

Somos perros hambrientos
detrás de las sobras de otros perros

Tenemos en el hocico
la saliva necesaria
para dejarnos chantajear por las migajas
o los trucos
por los cuales nos echaremos al piso
y revelaremos la impotencia

Los reflejos le pertenecen
a la lujuria y a los celos

Un sonido nos dice que la comida
aparecerá pronto
frente a nuestras narices

Y el flujo torrencial
se desprende
con el estímulo de esa voz
en el contestador

 

*

PAOLA VALVERDE ALIER, 1984. Poeta y gestora cultural. Dictó el taller literario del centro penal C.A.I. La Reforma (2002-2006). Es Productora General del Festival Internacional de Poesía de Costa Rica. En el 2010 La Cartonera Tuanis (Costa Rica) publicó su libro de poesía La quinta esquina del cuadrilátero, reeditado por Editorial ARLEKIN (Costa Rica, 2013) y Lápices de Luna (España, 2016). En el 2014, su libro Bartender fue una de las obras finalistas del XXIV Premio de Poesía Jaime Gil de Biedma en España. Este mismo libro fue publicado en el 2015 por Editorial Perro Azul y obtuvo la Mención de Honor en el Premio Nacional de Poesía Aquileo J. Echeverría de Costa Rica. Su poesía ha sido seleccionada para formar parte de diversas antologías a nivel mundial. Su obra ha sido traducida la portugués e italiano. Ha sido invitada a exponer su trabajo a Chile, Nicaragua, Honduras, El Salvador, Guatemala, Cuba, Puerto Rico y España. Actualmente es propietaria, junto a su esposo, el poeta hondureño Dennis Ávila, del Bar, Restaurante y Teatro Mágico: El Lobo Estepario, proyecto artístico ubicado en el corazón de San José.